Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

PSICOTERAPIA INFANTO-JUVENIL

 

Psicoterapia infantil y juvenil en Algorta, Getxo

 

 

¿Qué le pasa a tu hija/o?

 

Las/os niñas/os y adolescentes suelen expresar sus sentimientos y preocupaciones de forma distinta a la de las personas adultas.
Hay veces que observamos problemas específicos que sabemos que les hacen sufrir.
Otras, la irritabilidad o los problemas de conducta pueden enmascarar problemas emocionales más profundos.
Si sospechas que tu hija/o tiene algún problema es el momento de ayudarle.

 

 

Ayuda a tu hijo en su desarrollo emocional para que tenga una infancia feliz y se convierta en un/a joven capaz de regular sus emociones, de empatizar con los demás y con confianza en sí misma/o.

 

 

¿Qué podéis conseguir trabajando conmigo?

 

Antes de nada, debes saber que si queréis trabajar conmigo es imprescindible la implicación de los padres*. Y es que, al pasar mucho más tiempo que yo con vuestra/o hija/o podéis ayudarle mucho (yo os enseñaré cómo) y sin vosotros yo puedo hacer más bien poco.

Además de este modo, todos los miembros de la familia que participéis en este proceso adquiriréis habilidades que os permitirán enfrentar esta situación y otras que surjan en el futuro, sin tener que volver cada vez que las cosas se tuerzan.

 

  • Os ayudare a entender a vuestra/o hija/o para que al abordar cualquier situación conflictiva podáis hacerlo de la mejor manera posible.
    Los padres seréis agentes de cambio en este proceso, lo que significaba que tendréis que ayudar a vuestra/o hija/o a alcanzar los objetivos propuestos hasta que sepa hacerlo por sí misma/o.
  • Tu hija/o desarrollará su inteligencia emocional. Aprenderá a reconocer sus emociones, a darles un espacio y a regularlas en situaciones en las que las se vea invadido y superado por ellas. Reconocerá los estados emocionales de otras personas, aumentará su empatía y mejorará sus habilidades sociales.
  • Encontraréis el equilibrio a la hora de gestionar situaciones en las que vuestros intereses entren en conflicto. Sabréis cómo negociar convenciendo en lugar de imponiéndoos.
  • Mejoraréis la comunicación entre vosotras/os, dejando de estallar porque “esta es la gota que colma el vaso”.
  • Aprenderás a valorar a tu hija/o de forma justa, exigiéndole hasta dónde puede y no más y reconociéndole sus logros, lo que le hará ganar confianza en si misma/o y mejorar su autoestima.

  

* Incluyo con este término familias con padre y madre, dos padres o dos madres, monomarentales y monoparentales.